martes, 22 de diciembre de 2015

Bombardier beetles: escarabajos bombarderos en acción.

Hace poco hablé de lo bonita que podía parecer una historia de amor entre mariposas y elefantes, causada por unas pequeñas moléculas llamadas feromonas que unían químicamente a estos dos animales tan dispares. Pues bien, hoy quiero hablar de otro ejemplo donde vemos química en animales, y de nuevo, por qué no, en insectos: los escarabajos bombarderos. No es un tema tan romántico como el amor entre mariposas y elefantes, pero no por ello deja de ser curiosa a la vez que sorprendente la manera en la que estos pequeños insectos se defienden de sus depredadores. 
El escarabajo bombardero es un coleóptero de la familia Carabidae que destaca por su habilidad de lanzar de una manera rápida y con gran puntería una sustancia irritante a más de 100 ºC hacia sus enemigos.
A bombardier beetle (Brachinus sp.) from Greenville County, SC. Image credit: David Hill / CC BY 2.0.
Escarabajo Bombardero. ( David Hill / CC BY 2.0.)

Pero.....¿Qué es "eso" que lanzan?
Para resolver esta pregunta podemos visualizarla a través de los ojos de la Química Orgánica. Estos insectos aprovechan la capacidad oxidante de unos compuestos químicos, las ciclohexadiendionas o benzoquinonas (en concreto de las p-benzoquinonas) para usarlos como "arma química".

Estos coleópteros almacenan en sus glándulas defensivas una mezcla de 1,4-bencenodiol (hidroquinona), varios derivados alquílicos sencillos y peróxido de hidrógeno (H2O2, agua oxigenada). 
Entonces.... ¿Lanza todas esas sustancias?
No exactamente. Cuando el humilde escarabajo es atacado por un depredador (o cuando es nuestro pequeño escarabajo el temible cazador) todos estos compuestos pasan a un "reactor" (que en este caso es otro compartimento dentro del abdomen del insecto) donde tiene lugar una reacción catalizada enzimáticamente en la que se producen quinonas, que son las que nuestro escarabajo dispara a una temperatura cercana a los 100 ºC y con una muy buena puntería. Estas benzoquinonas, además de herir por la temperatura y la presión a las que son lanzadas, son irritantes, por ello le son útiles a nuestros escarabajos. 

Reacción catalizada enzimáticamente.
¿Cómo lo hace exactamente?

En el siguiente vídeo se puede ver como lanza su "arma química" este pequeño insecto.


Además un estudio de este mismo año explica más detalladamente como sucede esto ayudándose de otras técnicas (basadas en Rayos X, por ejemplo), lo cual supone un avance ya que hasta la fecha sólo se había podido explicar este hecho basándose en observaciones externas. (Si os interesa el artículo os dejo el link en la referencia del vídeo)




“Esta entrada participa en la LIII edición del Carnaval de Química, alojada en el blog quimidicesnews de @quimidicesnews”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario